Preparación para manejar en condiciones invernales

Cuando se trata de conducir en invierno, es fundamental la preparación. Considera la posibilidad de llevar estos artículos en el auto o que estén fácilmente accesibles en cualquier situación complicada de manejo que puedas encontrar.

  • Cables de batería con conexión
  • Pala
  • Botiquín de primeros auxilios
  • Frazadas y ropa adicional
  • Kit de herramientas básicas (destornillador, llave inglesa, alicate, cuchillo, etc.)
  • Linterna
  • Teléfono celular

Consejos para manejar en nieve y hielo

Algo importante que debes recordar cuando manejes en condiciones de inverno es tener una clara visibilidad. Elimina todo el hielo y la nieve de tu vehículo antes de entrar a él. Trabaja de arriba hacia abajo y recuerda incluir el techo, el parabrisas, la capota, el maletero, las luces traseras y los espejos. Cuando hayas preparado tu vehículo y estés listo para salir a la carretera, ten en mente estos consejos:

  • Disminuye la velocidad. Adapta la velocidad a la que manejas a las condiciones de la carretera.
  • Trata siempre de planificar con antelación y prever las situaciones, calles y áreas potencialmente peligrosas para el manejo.
  • Frena con efectividad. A veces es mejor quitar el pie del acelerador y dejar que el vehículo se desacelere naturalmente. Además, frena en la sección recta de la carretera antes de entrar a una curva, en vez de hacerlo en la curva.
  • Está pendiente de los otros vehículos. Mantén una distancia que te permita reaccionar a las maniobras del conductor del vehículo que vaya delante de ti.
  • Si están usando los limpia parabrisas, también debes encender las luces. Cuando manejes en nieve o con poca visibilidad, utiliza las luces y las luces altas según consideres necesarios.
  • Una temperatura cómoda en la cabina te permitirá mantener los vidrios libres de escarcha, hielo y nieve.
  • Maneja con la mayor fluidez posible, evitando los frenazos repentinos y los cambios de dirección.
  • Indica con antelación cuando vayas a detenerte o a cruzar para darle tiempo suficiente de reaccionar a los vehículos tanto detrás de ti como a los que se aproximan.
  • No manejes con excesiva confianza simplemente porque tu vehículo está equipado con frenos anti bloqueo, tracción en las cuatro ruedas, control de tracción y otros dispositivos de seguridad.
  • Si tu auto está equipado con frenos anti bloqueo, conoce su funcionamiento. Mantener presionado el pedal del freno resultará en una sensación pulsante. Esto es normal y los frenos están funcionando tal como deben hacerlo.

Si te encuentras en una situación peligrosa de tener que manejar en "hielo negro", recuerda mantener la calma y hacer las maniobras adecuadas. En caso de un patinazo, no debes pisar los frenos, tampoco acelerar ni girar bruscamente (de ser posible). Por el contrario, tratar de soltar los frenos y orientar las ruedas en el sentido del patinazo. Si te desvías demasiado y terminas deslizándote en la otra dirección, trata de volver lentamente a la dirección contraria.

Buscar llantas para invierno