Comprar una llanta de repuesto

Algunos vehículos nuevos no vienen equipados con una llanta de repuesto, así que deberías considerar la posibilidad de invertir en una. Sin embargo, determinar el tipo de llanta ideal para tu vehículo y saber dónde comprarla puede ser un poco complicado. Si necesitas ayuda, deja que los expertos de una ubicación Tire & Service Network  cercana te brinden la orientación correcta.

Tipos de llantas de repuesto

Cuando consideres la adquisición de una llanta de repuesto, ten en cuenta que hay varios tipos entre los que puedes elegir. Ten presente estas opciones antes de hacer una compra.

Llanta de repuesto que coincide con el tamaño completo:

Una quinta llanta de tamaño completo, del mismo tamaño que las del juego de llantas actual de tu vehículo. Si estás usando una llanta del mismo tamaño que tu "llanta de repuesto" recuerda incluirla en el patrón de rotación de las llantas de tu vehículo.

PUNTOS A FAVOR: Tener una llanta de repuesto de tamaño completo conserva la estética de tu vehículo y asegura que no tengas que ir inmediatamente a un taller de reparación o a un distribuidor cuando una llanta quede incapacitada. 
PUNTOS EN CONTRA: También tienes que tener espacio para guardar en tu vehículo la llanta de repuesto de tamaño completo. Cuando sea el momento de comprar llantas de reemplazo, debes comprar 5 llantas en lugar de 4 si has rotado las 5 llantas originales.

Llanta de repuesto que no coincide con el tamaño completo:

Una quinta llanta de tamaño completo diferente de las del actual juego de llantas de tu vehículo. Si bien esta llanta es de tamaño completo, puede que no sea del mismo tamaño que las llantas en uso. La rueda también puede ser diferente a las ruedas sobre las que se montaron las llantas en uso. La llanta de repuesto que no coincida con el de tamaño completo no debe ser parte del patrón de rotación de las llantas de tu vehículo.

PUNTOS A FAVOR: Tener una llanta de tamaño completo te brinda más flexibilidad porque no tendrás que ir inmediatamente a un taller de reparación o a un distribuidor cuando una llanta quede incapacitada. 
PUNTOS EN CONTRA: Ten en cuenta que ocupará tanto espacio de almacenamiento que el de una llanta de repuesto de tamaño completo. Por otra parte, puede que estéticamente no coincida con las otras llantas y ruedas de tu vehículo.

Llanta de repuesto temporal de tamaño completo:

La estructura de esta llanta de repuesto temporal de tamaño completo es más liviana y la profundidad del diseño de banda de rodamiento es menos pronunciada. Tiene que coincidir con las especificaciones del tamaño de las llantas del vehículo pero solo debes usarla como una llanta de repuesto.

PUNTOS A FAVOR: Como estas llantas de repuesto son de tamaño completo, por lo general no interfieren con el ABS, la tracción en todas las ruedas o el control de tracción. Su estructura liviana no agrega peso a tu vehículo. 
PUNTOS EN CONTRA: Si bien no agregarán mucho peso a tu vehículo, estas llantas requerirán un espacio de almacenamiento equivalente al de una llanta de "tamaño completo" y deben seguir considerándose como temporales.

Llantas de repuesto compactas temporal:

Estas llantas de repuesto, livianas y con una profundidad del diseño de banda de rodamiento menos pronunciada, tienen dimensiones mucho menores y requieren de una presión de inflado mayor (generalmente 60 psi) que las llantas de repuesto estándar y temporales.

PUNTOS A FAVOR: El fabricante de tu vehículo especifica y aprueba la llanta de repuesto compacta temporal para tu vehículo en particular y no requiere el espacio de almacenamiento que ocupa una llanta de repuesto de tamaño completo. 
PUNTOS EN CONTRA: Cuando se utilizan llantas de repuesto pequeñas, ciertas características del vehículo, como el ABS, el control de tracción e incluso el velocímetro, pueden verse afectadas. Está diseñado para una operación limitada y restringida en tu vehículo con el propósito de ayudarte a llegar a un local de reparación o de distribución de llantas.

Llantas de repuesto temporales plegables:

Una llanta de repuesto temporal inflable o plegable.

PUNTOS A FAVOR: De todas las opciones de llantas de repuesto, las llantas de repuesto temporales compactas son las que ocupan menos espacio de almacenamiento. 
PUNTOS EN CONTRA: La llanta de repuesto temporal plegable es un poco más difícil de usar. Tiene que inflarse con un compresor o un inflador antes de usarlo. Está diseñado para una operación limitada y restringida en tu vehículo con el propósito de ayudarte a llegar a un local de reparación o de distribución de llantas.

Goodyear también ha desarrolladoo las llantas Run On Flat® & Extended Mobility Technology™. Estas llantas se pueden usar aunque pierdan presión de inflado o incluso cuando están totalmente desinfladas. La operación del vehículo mientras la llantas está desinflada está restringida a una velocidad máxima de 50 mph/80 kph por un trayecto de hasta 50 mi./80 km. Permiten ahorrar peso y espacio. Si deseas saber si tu vehículo tiene llantas Run On Flat o Extended Mobility Technology, usa nuestra herramienta de búsqueda por vehículo.

Manejar con una llanta de repuesto

Es importante recordar unas cuantas directrices antes de conducir con una llanta de repuesto:

  • Asegúrate de que tu llanta de repuesto esté inflada correctamente
  • Revisa periódicamente la llanta para ver si presenta daños o perforaciones en la banda de rodamiento y el costado
  • Presta atención a la velocidad que conduces; sigue las instrucciones del fabricante de tu vehículo y de tus llantas con respecto a la velocidad y la distancia de manejo
  • Recuerda que una llanta de repuesto (a no ser que sea una llanta de repuesto del mismo tamaño que las restantes) es una solución temporal que debes usar únicamente para trasladarte hasta una estación de servicio

Almacenamiento y uso de la llanta de repuesto

Ten en cuenta el espacio de almacenamiento en tu vehículo cuando elijas la llanta de repuesto. Generalmente, puedes guardarlo en el baúl, en la cabina o en la parte exterior de tu vehículo. Ve nuestra lista de tipos de llantas de repuesto para tener una idea del espacio que necesitas para cada una.

Lo más probable es que si necesitas usar la llanta de repuesto, deberás saber cómo cambiar la llanta desinflada. Revisa la página cómo arreglar una llanta desinflada para acceder a una guía informativa sencilla sobre cómo cambiar tus llantas.